El aislamiento profesional de los maestros limita su acceso a ideas nuevas y soluciones mejores, hace que el cansancio se acumule interiormente y termine por envenenar, impide que los logros valgan reconocimiento y elogio, y permite a la incompetencia existir y persistir en detrimento de los alumnos, los colegas y el propio docente”. (Fullan y Hargreaves 2012: 23)


Muchos profesores de la Facultad comparten de manera informal, con entusiasmo o con desánimo, sus preocupaciones sobre las actividades que llevan adelante en el aula. La intención de esta jornada es darle un espacio a esa informalidad para poder hablar de aquello que nos preocupa y nos enorgullece como docentes; en particular sobre aquellas iniciativas que desarrollamos en el aula para favorecer la comprensión, promover el entusiasmo, abordar temas complejos y errores frecuentes de nuestros estudiantes.
El aislamiento, la sobrecarga de trabajo, la cultura del individualismo atentan contra la posibilidad del trabajo en equipo, la cultura colaborativa y el sentirnos parte de un proyecto compartido. Entre todos formamos el equipo docente de la Facultad de Ciencias Económicas, compartimos los mismos alumnos, ¿por qué entonces no compartir nuestras propuestas? La idea es  promover el encuentro, la comunicación, el conocimiento colaborativo.
Proponemos una jornada de trabajo en la que, sin ánimo de juzgar ni competir, podamos aprender del aula abierta de nuestros colegas docentes.