Jorge Paz expone señalando una proyección en una pizarra blanca frente a cinco personasEn lo que fue la actividad que estrenó las renovadas instalaciones del salón de seminarios Prof. Dr. Aldo Antonio Arnaudo del Instituto de Economía y Finanzas (IEF), el pasado martes 26 de noviembre se desarrolló el workshop titulado Formas de Pobreza en Argentina: propuesta de medición y resultados preliminares 2004-2019, con exposición del Dr. Jorge Paz (foto), investigador de CONICET y de la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

Frente a investigadores, docentes y estudiantes avanzados, Paz brindó detalles de su trabajo para medir la pobreza no sólo a partir del ingreso que percibe la población, si no también incorporando seis dimensiones: educación, empleo, protección social, vivienda, saneamiento y agua. En su estudio, se concentró en el periodo 2004-2019, a partir de datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que elabora el INDEC.

Durante la presentación, Paz se enfocó en explicar la novedosa metodología y adelantó, de manera preliminar, algunos resultados.

Habitualmente, los cálculos oficiales de pobreza se concentran en la falta de dinero para costear los productos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que garantiza el consumo de calorías para que un ser humano pueda sobrevivir. Este es el parámetro con el que se mide la indigencia. Sin embargo, el catedrático aseveró que tomar únicamente lo monetario "deja oculto a un conjunto de personas que no están privadas en ingreso, quienes generan un ingreso suficiente para estar fuera de la pobreza, pero que tienen privaciones en sus derechos básicos".

En ese sentido, el investigador señaló que una persona también es pobre si, a pesar de ingerir las calorías necesarias para poder subsistir, "no tiene cómo vestirse o cómo alimentarse, si una niña o un niño no va a la escuela, o si van a la escuela pero tienen algún problema como la repitencia o la sobre edad, o si una persona habita una vivienda que no tiene acceso al agua o algún otro derecho básico", ejemplificó.

"Sabemos que el INDEC informa oficialmente que el 35 por ciento de la población en Argentina es pobre por ingreso. Pero no estamos mirando que en ese grupo hay alrededor del 21 por ciento de la población total que no sólo es pobre por ingreso sino que también tiene algún derecho vulnerado. Ese es el aspecto que sacamos a luz con esta medición multidimensional de pobreza", reflexionó el profesor.

> Descargar presentación del Dr. Paz

> Ver nota en el programa Data Universitaria, de Canal U

> Ver álbum de fotos